.

El Directorio del Centro de Egresados y Amigos del Físico, accediendo a numerosas solicitudes, invita y ofrece a sus asociados publicar sus creaciones poéticas  en esta página, para lo cual hemos abierto una sección especial para dar a conocer los trabajos de quienes  así lo deseen. 

 

Esta convocatoria pretende brindar  una plataforma pública donde nuestros colegas y amigos del Físico puedan  dar a conocer sus creaciones artísticas.  

Requisitos:

Ser egresado de la carrera de Educación Física del actual Defder  de la Umce, o del  Instituto de Educación Física de la U. de Chile o tener la condición de “amigo” del Ceyaf,  estar inscrito en sus registros   y encontrarse  al día en el pago de las cuotas anuales del Ceyaf.

Los trabajos deben ser enviados al correo:   

profe.cavassa@gmail.com

Cada interesado podrá enviar hasta  2 poemas cada mes, los que serán publicados de acuerdo a la cantidad de trabajos recibidos.

Los poemas pueden ser inéditos o creaciones ya publicadas. Si hubiesen sido publicadas, indicar en que medio y  año  y si fue en un concurso agregar  si obtuvo distinción.

En su primer envío indicar el nombre completo,  institución formadora,  año de egreso y una fotografía para incorporarla junto a sus poemas.

 

Profesor Ricardo Altamirano

EDU, EDU POR EL CEYAF

 

En homenaje al pasado

y a la etapa formadora,

se creó y en buena hora

nuestro Centro de Egresados

y Amigos que han convocado

a muchas generaciones

con grandes celebraciones,

encuentros y convivencias

que han de quedar como herencia

en cálidoss corazones.

 

Luis Bisquert en la memoria

y también Joaquín Cabezas

porque asiste la certeza

que iniciaron esta historia

y que cubrieron de gloria

a la Educación Chilena

por lo que  vale la pena

destacar estas figuras

por su aporte a la cultura

que hoy rescato en forma plena.

 

Una vez a la semana

reunión de Directiva

y así se va dando vida

a acciones que se proclaman,

se divulgan y que llaman

a ceremonias y eventos

de inolvidables momentos

y en estas celebraciones

se alegran los corazones

y afloran los sentimientos.

 

Se recuerda a compañeros

y a los amigos ausentes

que estarán siempre presentes

por su talento señero

y que de modo sincero

nos brindaron su amistad,

haciendo de la verdad

el lema de su bandera

llevando de esa manera

a muchos, felicidad,

 

EDU, EDU es el grito,

la consigna, el compromiso

que en el momento preciso

suena vibrante y bonito

porque va marcando un hito

que a todos nos emociona

y no hay ninguna persona

que no recuerde contento

aquellos  bellos momentos

que la memoria corona.

 

Ricardo Altamirano A.

Promoción IEF 1968

 

Diciembre 2019

"Caminos del aire

Caminos del viento"

(Profesor Raúl Fernández De Santi - Promoción 1966)

 

Poema publicado en el libro que lleva el mismo título "Caminos del aire, caminos del viento",  en julio de 1968, en los Talleres de la Escuela Lito-Tipográfica Salesiana"La Gratitud Nacional", Santiago, Chile.
 
Dedicado al  padre del autor, el Doctor Raúl Fernández Barahona.
 

 

Cómo pisar los caminos del aire,

recorrer una tras otra

sus estelas de fuego y vapor.

Cómo palpar los caminos del viento,

sus veras de oro, mercurio y platino.

Cómo encontrarlos y

saludar sus longitudes.

Cómo tenderme en sus anchuras,

recostarme

en sus amplias superficies de mar,

cordillera y espacio.

Sólo una vez

os quisiera tocar con mis manos,

sólo una vez

os quisiera mirar con mis ojos:

caminos infinitos,

de volubles trayectorias,

Incomprensibles,

abstractos de eterna abstracción,

incalculable, sosegada o hermética.

 

Cómo doblegar vuestras barreras

de invisibilidad y camuflaje,

cómo derribar

vuestras puertas de censura;

cómo os pudiera observar enteros,

reales,

concretos de absoluta concreción,

superior e innumerable.

 

Quién fuera un caminante crónico

de vuestros senderos subjetivos,

quién fuera certero pintor

de vuestros ignotos paisajes;

quién fuera proyectista

de vuestros terrenos,

sombras, dimensiones,

geometrías y horizontes;

en fin,

quién pudiera llevar

las líneas y figuras

de todos los vientos,

un solo instante vuestro

en forma de  existencia…

Caminos del aire…

Caminos del viento…

 

 

El Codo del Cuerpo

 (Raúl Fernández De Santi - Promoción 1966)     

                                    [ Poema que forma parte del libro "Caminos del Aire, caminos del viento" ]                             

 

¡Oh, codo genial de anaquel laborioso!

Muchos te desprecian, olvidando tu existencia.

Eres triste,

vives oprimido por el peso de las penas,

del cansancio o las dudas de tu dueño,

quien en ti se apoya y equilibra su esqueleto

cuando algún pesar lo abruma,

cuando alguna interrogante comba su criterio.

 

¡Oh, codo compadezco tu desgracia!

De ser esclavo de tu propia vida,

de permanecer en firme posición de apoyo

las horas y los días,

de no recordar por dónde brilla el sol

y dónde cubre el cielo.

 

¡Oh, codo de nariz semiplana!

Achatada como esos polos de la Tierra,

comprendo tu infinito dolor y

las viejas callosidades de tu fiel epidermis.

Tú casi siempre sostienes,

eres viga potente de un edificio,

eres como hongo misterioso,

cabizbajo que alarga su corpulencia

para absorber los haces de luz clara.

 

Codo, tú eres espectador de jornadas ilustres,

magnas, espectaculares, gratas o ingratas,

sí, en realidad, tú asistes a bodas y banquetes,

a reuniones de cámaras, senados y presidencias,

y en ellas, tu silueta tiene importancia capital,

pues eres eres el rey de los modales,

el embajador de los rasgos diplomáticos,

educados: ¡No apoyar los cod0s en la mesa

                  Que es mala educación!

Pero a pesar de ese, tu gran poder social,

jamás ríes o te distraes como tus amos o patrones,

ya que en las mesas disfrazadas

de comidas y pasteles o en sesiones,

tu labor sacrificada incrementa tu accionar

y cuando todos conversan, saborean,

discuten o sonríen,

tú mantienes la posición inclinada y humilde,

ayudas a tus señores,

sí, yo casi siempre te diviso allí,

atónito y encogido,

sin que tus civilizados reclamos

o gestos de protesta sean atendidos,

no, ellos se ahogan en los poros

estupefactos de la nada,

en la superficies que presionas y

en las vidas que defiendes.

 

Tú, codo incesante,

eres el sempiterno peón del esgrimista, del ajedrecista,

del pintor, del profesor y el cirujano,

de la dama al espejo, del fantasma que huye,

de cardenales cónclaves, de tahúres en trance,                            

de ministros que piensan, de amantes que meditan,

de angustiados narcómanos, de oficinistas,

de escritores en ciernes, de laxos deportistas,

de esposos olvidados, de triunfos en camino,

de los juegos de niño. ¡Del abrazo materno!

 

¡Oh, codo, noble articulación,

rango móvil del cuerpo,

centinela despierto de la humana actitud!

 

codos.jpg.

 

 

¿CAMBIA, TODO CAMBIA?

 

Desde el actual Ministerio

de Educación se decreta

de forma casi secreta

Y casi como un misterio

un dictamen poco serio

que sin duda afectará

el futuro que vendrá

para muchos estudiantes

que hasta serán ignorantes

por ramos que no tendrán.

 

La Gimnasia y el Deporte

no serán obligatorios

y no da para jolgorio

la embarrada de este porte.

Debería ir a la Corte

de Justicia esta cuestión

que empaña  la Educación

y que provoca rechazos

porque son como balazos

al centro del corazón.

 

Avisan por otra parte

otra insólita  medida,

extraña y mal recibida.

 También la Historia y el Arte

han sido dejado apartes

contra sabias opiniones

como si fueran cuestiones

que tienen poca importancia.

Predomina la arrogancia

sin acoger soluciones.Y que dirán los pintores,

los músicos,  los artistas

ante esta acción nunca vista

que genera sinsabores

entre todos los actores

 de las artes creativas,

esos que nunca se olvidan

de rescatar la belleza

denunciando la  torpeza

de esta insólita medida.

 

Pueblos que olvidan su historia

la tendrán que repetir,

será incierto el porvenir

si nadie canta sus glorias

o traicionan la memoria

 de sus gentes inmortales

que ofrecieron a raudales

sus ejemplos y enseñanzas

instalando la esperanza

con acciones colosales.

 

Que no sean opcionales

estos ramos se declara

de forma precisa y clara

porque son fundamentales

para los tiempos actuales

que siempre requerirán

gentes sanas  que sabrán

valorar aconteceres

de la historia y los placeres

que el arte les brindará.

 

 

RICARDO ALTAMIRANO A.

JUNIO 2019

 

"ALLÁ  POR  CUREPTO"

Poema escrito por el profesor Ricardo Altamirano Aravena

egresado de la promoción de 1968 del I.E.F. (U. de CH.)

Ganador del concurso 2016, "Cuentos y Poemas del Mundo Rural"que anualmente organiza FUCOA, organismo de Comunicaciones y Cultura del Ministerio de Agricultura. Más antecedentes en fucoa.cl

 

Yo fui profesor rural 

por El Queñe, allá en Curepto,

debo decir al respecto

como balance final,

no lo hice nada de mal

en ese duro trabajo,

estuve pelando el ajo

casi dos años seguidos,

de esos tiempos no me olvido

ni reniego por lo bajo.

 

Debo contarles  primero

que fui ”Maestro Ciruela”,

hice de todo en la Escuela,

fui Director, cocinero,

auxiliar y hasta enfermero,

enseñaba el silabario,

celebraba aniversarios

de la historia con sus fiestas,

también las sumas y restas

eran mi trabajo  diario.

 

Con mis alumnos salía

a hacer largas excursiones,

repasábamos lecciones

que en la sala se aprendían

y en grupos se competía

sin trampas  y sin rencillas

haciendo listas  sencillas

de árboles y matorrales,

también aves y animales,

plantas, hojas y semillas.

 

La Escuela era una casona

de adobes y  pastelones,

se paseaban los ratones

corriendo, haciendo maromas

y lo que digo no es broma

para rematar el cuento,

había pulgas por cientos

que picaban noche y día

con saña y alevosía,

era terrible el tormento.

 

Sin baño ni agua corriente,

sin luz, con pocas ventanas,

fue tarea de semanas

dejarla decentemente,

trabajando duramente,

sacando mugre a montones,

limpiando bien los rincones,

tapando los agujeros

y haciendo de carpintero

arreglé hasta los  portones.

 

El pueblo estaba cercano,

caminos casi no había

así que todos los días,

en invierno o en verano,

a levantarse temprano

y ponerse a caminar,

con gran cuidado avanzar

para cruzar un estero

o atravesar los potreros,

la cuestión era llegar.

 

No faltaba el buen vecino

que un  caballo me prestaba

de este modo se alegraba

y se acortaba el camino

llegando pronto  a destino

y corriendo como cuete

alardeaba de jinete,

llegaba al pueblo volando

y  no lo estoy inventando,

me ponían nota siete.

 

Aprendí a cazar conejos

con trampas originales,

a distinguir los zorzales

y tórtolas desde lejos

y escuché sabios consejos

de los viejos campesinos,

esos chispeantes, ladinos,

al lado de un buen fogón

en grata conversación

y compartiendo un buen vino.

 

Siempre  las tengo presente

y a  mi memoria aferradas

historias nunca olvidadas.

Amigable  era la gente,

solidaria y diligente,

de palabras verdaderas,

generosas  y sinceras

que ayudaron a salir

de apuros y no sentir

la soledad traicionera.

 

Si no fue color de rosas,

el recuerdo es el mejor.

Aún conservo el sabor

de situaciones hermosas.

Allí  aprendí muchas cosas

que atesoré y he guardado,

aunque el tiempo haya pasado

de nada yo me arrepiento,

es  verdad, ciento por ciento

todo lo que he relatado.